domingo, 27 de outubro de 2013

Tres Cuentos, Truman Capote



Tres Cuentos  
Truman Capote

"Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio."
Esta frase puede definir la personalidad del autor neorromántico Truman Strekfas Persons o Truman Capote como mejor se lo conoce en el mundo literario. Nacido en la primera mitad del siglo XX, exactamente en el año 1924, en Nueva Orleáns, se convirtió en uno de los escritores más leídos del siglo pasado, sus obras adquirieron popularidad al punto de que algunas de ellas fueron llevadas al cine.
Quizás este libro sea el menos conocido de Capote, por lo menos no alcanzó la fama de Desayuno en Tiffany's o de A Sangre Fría, pero se trata de una obra emotiva que compendia tres historias donde se narran secuencias familiares consideradas autobiográficas y que están relacionadas a las festividades de Navidad y del día de Acción de Gracias.
Los cuentos titulados en su idioma original: A Christmas Memory; One Christmas y The Thanksgiving Visitor tienen como protagonistas a un niño Buddy ( el mismo Truman a la edad de seis o siete años) y a una mujer mayor Miss Sook, una prima lejana, en la que el tiempo había retenido su madurez psíquica en la de una niña.
Una Navidad comienza con un breve preámbulo autobiográfico donde el autor cuenta que su madre se casó a los dieciséis años con un hombre de veintiocho, y que él nacióde esa unión. La pareja nunca compatibilizó y por ello el matrimonio se deshizo al año de casados y el pequeño, como si fuera un huérfano, quedó al cuidado de la familia materna en Alabama.
Narrada en primera persona, la historia cuenta que el niño vivió alejado de sus padres, ya que el hombre estaba en Nueva Orleáns y su mamá en Nueva York, a pesar de ello tuvo una infancia feliz rodeado de parientes, de los que recuerda con mayor lucidez a una prima mayor llamada Miss Sook Faulk.

Sook era considerada por el niño como su mejor amiga, fue ella quien lo marcó en sus creencias, tanto acerca de Dios, como sobre la figura de Papá Noel. La trama de la historia continúa describiendo los sentimientos del niño, su relación con el entorno de Alabama, con su padre, a quien sentía como un extraño, con Sook quien lo alentaba frente a su tristeza por la partida obligada diciéndole:
"Es la voluntad del Señor. Y, quién sabe, Buddy, quizás hasta veas la nieve".
Después de viajar setecientos kms, asustado frente a todo lo extraño y furioso con su padre por haberlo obligado a viajar a Nueva Orleáns se produce el reencuentro, que no contaré respetando el derecho del lector de descubrirlo con la lectura. Sí diré que no fue fácil para el niño adaptarse a esta nueva vida, que extrañaba enormemente a Sook y añoraba su hogar, su comida y su estilo de vida de Alabama. Sin embargo la idea de Papá Noel, de su visita y de los regalos que podría traerle ayudó al pequeño a sobrellevar esta nueva vida.
Capote supo poner poesía al recuerdo de su niñez, leyéndolo uno puede comprender el porqué de sus actitudes cuando ya era un hombre. Los recuerdos que tenía de sus padres no eran felices, pero las descripciones son tiernas y al mismo tiempo cargadas de dramatismo. Una Navidad es un cuento precioso, donde se descubre la compleja trama de las relaciones filiales y las huellas profundas que estas dejan en la niñez.
Un Recuerdo Navideño: aparecen en esta historia otra vez los dos personaje conocidos, Buddy el niño de siete años y la mujer sesentona, Sook, sin olvidar a Queenie, la pequeña terrier anaranjada y blanca. En este texto, también narrado en primera persona, abundan las descripciones, las imágenes visuales, olfativas y las metáforas:
"La cocina va oscureciéndose. El crepúsculo transforma la ventana en un espejo…"
El autor recuerda cómo se las ingeniaban para ganar unos pesos y si en el cuento anterior la idea giraba en torno a Papá Noel, en este narra sus aventuras como cocineros y vendedores de tartas, mediante las cuales se vinculan con otras personas, los compradores, a las que apenas conocen o no han visto nunca como el presidente Roosevelt, el reverendo J. C. Lucey, o Abner Packer, a esos desconocidos, que consideran sus verdaderos amigos.
"…Además, los cuadernos en donde conservamos las notas de agradecimiento con membrete de la Casa Blanca, las ocasionales comunicaciones que nos llegan de California y Borneo, las postales de un centavo firmadas por el afilador, hacen que nos sintamos relacionados con unos mundos rebosantes de acontecimientos..." 

Es una Navidad pobre en recursos materiales, nunca el niño recibe el regalo que desea, nunca la tía puede cumplir su deseo de hacer feliz a su sobrino regalándole una bicicleta, pero por la inocencia y la bondad de ambos transforman todo en felicidad. La compañía mutua será un recuerdo imborrable en el corazón del niño, lejos de sus padres vive una infancia sencilla, alegre y rodeada del afecto sincero de Miss Sook. El final lo dejo para que puedan descubrirlo a través de la lectura.
El Invitado del Día de Acción de Gracias es una narración donde además de los personajes ya conocidos hay, como el título lo dice un invitado, un niño cuyo comportamiento deja mucho que desear, y cuya presencia no le es para nada grata a Buddy. En esta ocasión la tía se ve obligada a hacer reflexionar al niño sobre su proceder:
"Dos cosas malas no hacen nunca una buena… Y por eso lo que tú hiciste es mucho peor: tú planeaste humillarle…"
Me encantaron las historias de Tres cuentos. Me gusta Truman Capote como autor. Leyendo sus textos se puede comprender el por qué de muchas cosas de su vida. Su infancia es una historia de desamor. Desamor entre sus padres y hacia él. Se crió como un niño abandónico, a quien se le dejó saber que su nacimiento no fue deseado, y con esta confesión de su madre, su vida quedó marcada para siempre. La imagen paterna desdibujada en los primeros años de su vida, nunca fue la imagen de un padre convencional, por el contrario, el pequeño Truman descubrió tempranamente los amoríos y la vida banal, -mujeres mayores, bebidas, apariencias- en la que estaba sumido. A pesar de todo lo sufrido en su relación filial, su obra no muestra resentimiento hacia sus padres, sí se puede sentir lo triste y doloroso del recuerdo.
Un personaje necesitado de amor, solitario, un trasgresor para su época, un genio como él mismo se definió.
En Tres cuentos hay un niño con un corazón grande y una mujer grande con un corazón de niño.

Postar um comentário