quinta-feira, 5 de maio de 2016

De estos ojos tan tiernos y fervientes, Charles Baudelaire



Charles Baudelaire
 
De estos ojos tan tiernos y fervientes,
De la boca que ahogó mi corazón,
De esos besos poderosos como bálsamo,
De esos éxtasis más vivos que los puros rayos
¿Qué ha quedado? Es horrible, ¡oh, alma mía!
Postar um comentário